search
preorder
Shipibo Konibo
Tradicionalmente asentado en las riberas del río Ucayali y sus afluentes, hoy se ubican en los departamentos de Ucayali, Madre de Dios, Loreto y Huánuco. En Lima existe una comunidad que congrega a cientos de familias que recientemente han migrado a la capital buscando mejorar su calidad de vida. Según el II Censo de Comunidades Indígenas, elaborado por el INEI en el año 2007, la población en las comunidades de este pueblo se estimaba en 22,517 habitantes, siendo uno de los pueblos más numerosos de la Amazonía peruana. Es muy probable que los shipibo konibo mantuvieran, antes de la llegada de los europeos a sus territorios, un cierto contacto con poblaciones de origen incaico. Durante los siglos XVII y XVIII misioneros de la orden franciscana entraron a sus territorios con el afán de evangelizarlos, no siendo bien recibidos, produciéndose duros enfrentamientos entre las tropas que acompañaban a los misioneros y los shipibo konibo. Tras los sucesivos intentos de los misioneros de quedarse en la zona, el año 1766, se llevó a cabo una rebelión que logró expulsar a todos los misioneros de los territorios ocupados por los shipibo konibo. La época del caucho afectó de manera importante al pueblo shipibo konibo, ya que fueron empleados en las estaciones caucheras existentes en la zona. Cuando los precios de las gomas cayeron, muchos shipibo konibo siguieron trabajando en la extracción de diferentes productos en las haciendas que consiguieron sobrevivir a la crisis económica. A mediados del siglo XX el Instituto Lingüístico de Verano llega a la región Ucayali, instalándose en la laguna de Yarinachoca. Pocos años después, el ILV construiría un centro de formación para indígenas de diferentes pueblos de la zona en el mismo sitio. Se abrirían escuelas bilingües en las comunidades shipibo konibo y a los pocos años se graduarían los primeros profesores bilingües indígenas del Perú. La lengua shipibo konibo pertenece a la familia lingüística Pano.