search
preorder

Ungurahui, Sacumana

Oenocarpus bataua

- (-)

Descripción:
Distribuida en toda la cuenca amazónica: Perú, Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Venezuela y Guyana. Suele encontrarse en los bosques de tierra firme sobre suelos bien drenados. Forma asociaciones llamadas ungurahuales sobre suelos de arena blanca, mal drenados, juntamente con otros árboles. Es una palmera con un único tallo columnar de hasta 25 metros de altura y de 15 a 30 centímetros de diámetro. Hojas pinnadas y erectas; las vainas muy fibrosas en los márgenes, forman una masa, marrón-negruzca, de fibras en la base de las hojas. Su fruto es elipsoide u oblongo, de epicarpio color morado-negro y mesocarpio color violeta o crema. USOS- Su fruto es comestible ; el mesocarpio oleoso, diluido en agua se usa en la preparación de una bebida muy agradable y nutritiva llamada "chapo de ungurahui". También se usa en la preparación de helados y chupetes. El cocimiento de los frutos verdes se bebe para el tratamiento de la bronquitis. El aceite extraído del fruto tiene propiedades cosméticas. Asimismo, se utiliza en el tratamiento de enfermedades respiratorias y parasitarias y en especial en el tratamiento de la tuberculosis, el asma y el sarpullido. Su tallo se utiliza, ocasionalmente, como poste en la construcción de las viviendas. En los troncos caídos viven las larvas de un coleóptero del género Rhynchophorus, muy apreciadas por la población local como complemento alimenticio. Sus hojas suelen utilizarse como cubierta de construcciones provisionales y en la confección de cestos temporales. El cocimiento de las raíces es utilizado contra la diarrea y la gastritis. Nombre del género compuesto de las palabras griegas oeno -vino- y karpos fruto-, en referencia al color de sus frutos. La proteína contenida en los frutos de Oenocarpus bataua es de calidad superior o comparable a la mayoría de las fuentes utilizadas por el hombre para su alimentación. El análisis de los aminoácidos de la proteína comparados con los patrones de la FAO/OMS, muestran que los contenidos de triptófano y lisina están en un 90% a 96% de los niveles recomendados, pudiéndose comparar con la mejor proteina animal y siendo considerablemente mejor que muchas de origen vegetal.